25 de junio de 2016

Mis lecturas gafapásticas: Un haiku para Alicia



El viejo estanque.
Salta una rana.
El sonido del agua.

Un Haiku para Alicia es una novela juvenil preciosa porque hace de la narración de lo cotidiano algo precioso. La historia capta al lector con su sencillez, sus capítulos breves, el uso de un lenguaje sencillo y el talento de Francesc Miralles para transmitir los sentimientos de amor, nostalgia, inseguridad e incertidumbre del protagonista adolescente.


Me ha parecido un claro ejemplo de cómo una novela muy bien escrita puede ser leída y disfrutada por un lector que a priori no es el objetivo del autor. Disfrutarás con su lectura pese a no ser un adolescente, y aprenderás lo que son los Haikus.

2 comentarios: