22 de junio de 2021

Recomendaciones y curiosidades de literatura japonesa

La literatura asiática es una gran desconocida por estos lares. No sólo porque no conozcamos a las figuras literarias de oriente sino porque es posible que tampoco hayamos dado con obras que nos gustaran lo suficiente como para seguir profundizando y conociendo más títulos.  A esto se le une el hecho de que no sé hasta qué punto las traducciones de muchos de los clásicos eran correctas. Puede que, como con el ruso, nos llegaran las traducciones a través del inglés. Sin embargo creo que esto está cambiando y cada vez hay más novelas y libros de poesías de calidad bien traducidos. O todo lo bien que pueden estar traducidos, porque con las poesías es especialmente dificil elaborar una buena traducción. Pasa incluso con el inglés, con todas esas poesías y canciones de Tolkien. Siempre me pareció que no rimaban y la métrica no encajaba por ningún lado, no obstante son algo fundamental en la prosa del filólogo inglés.

Me estoy yendo por las ramas. En estas entrada sólo quiero presentaros algunos libros con origen asiático que quizás os interesen. No he incluido nada de manga aquí porque si controlo poco de novelas y poesía, menos aún de manga. De todas maneras quería recordad a Kentaro Miura, autor de Berserk, recientemente fallecido. Las obras aqui presentadas no se muestran siguiendo un orden de calidad.

1 Un río en la oscuridad de Masaji Ishikawa. La traducción corre a cargo de Esther Cruz. Aquí os dejo la sinopsis de la propia editorial para abrir boca.

La desgarradora historia real de la vida de un hombre en Corea del Norte y su posterior huida de uno de los regímenes totalitarios más brutales del mundo. Mitad coreano, mitad japonés, Masaji Ishikawa ha pasado toda su vida sintiéndose como un hombre sin país. Un sentimiento que se profundizó cuando su familia se mudó de Japón a Corea del Norte, cuando Ishikawa solo tenía trece años y, sin saberlo, se convirtió en miembro de la casta social más baja. Su padre, de nacionalidad coreana, había sido atraído al nuevo país comunista con promesas de trabajo abundante, una buena educación para sus hijos y una mejor posición social. Pero la realidad de su nueva vida estaba muy lejos de ser utópica. En sus memorias, Ishikawa relata con franqueza y detalle su educación tumultuosa y los brutales treinta y seis años que pasó viviendo bajo un aplastante régimen totalitario, así como los desafíos que tuvo que enfrentar para conseguir repatriarse a Japón después de escapar de Corea del Norte arriesgando su vida. Pero Un río en la oscuridad no es solo uno de los pocos testimonios en primera persona de la vida dentro de esta dictadura asiática, sino que es un inspirador y valioso testimonio de la dignidad y la naturaleza indomable del espíritu humano.

Un río en la oscuridad

 2 Hôzuki, la librería de Mitsuko de Aki Shimazaki es también una obra muy recomendable, con la belleza y sutileza propias de la literatura japonesa. En este caso la traducción corre a cargo de Iñigo Jáuregui. Aquí os presento la sinopsis de la editorial.

Mitsuko tiene una librería de lance especializada en obras filosóficas. Allí pasa los días serenamente con su madre y Tarô, su hijo sordomudo. Cada viernes por la noche, sin embargo, se convierte en camarera en un bar de alterne de alta gama. Este trabajo le permite asegurarse su independencia económica, y aprecia sus charlas con los intelectuales que frecuentan el establecimiento. Un día, una mujer distinguida entra a la tienda acompañada por su hija pequeña. Los niños se sienten inmediatamente atraídos entre ellos. Ante la insistencia de la señora y por complacer a Tarô, a pesar de que normalmente evita hacer amistades, Mitsuko aceptará volver a verlos. Este encuentro podría poner en peligro el equilibrio de su familia. Aki Shimazaki sondea aquí la naturaleza del amor maternal. Con gran sutileza, cuestiona la fibra y la fuerza de los lazos.

  

3 Ru de Kim Thúy. Una novela autobiográfica escrita tres décadas después de la guerra del Vietnam. Kim Thúy era una niña que apenas tenía diez años por aquel entonces. Tuvo que huir de la miseria y la barbarie propias de la guerra para refugiarse en un primer momento en Malasia, antes de tener que partir a Canadá. Una obra muy dura escrita en 2009 y de reciente reaparición que quizá os guste.

 Ru 

4 Genji Monogatari, traducida como Novela de Gengi, Romance de Genji o Historia de Genji. Es la novela clásica de la literatura japonesa, considera en general como la novela más antigua del mundo. Fue escrita alrededor del año 1000 por una mujer llamada Murasaki Shikibu. La pongo aquí por si alguien tiene curiosidad histórica, pero si os ponéis a leer esto sin contexto previo os vais a perder. Por muchos motivos, pero el principal es que en el siglo once en Japón se consideraba descortés emplear el nombre de los personajes entonces se hace una descripción de cada uno de ellos según sea su rango social, en caso de los personajes masculinos, y según sea su ropa en el caso de los personajes femeninos. Esto da lugar a que se siga con dificultad el hilo de todo esto, ya que los mismos personajes tienen descripciones diferentes según el capítulo.

Ch5 wakamurasaki.jpg 

5 El cielo es azul, la tierra blanca de la escritora Hiromi Kawakami. Si te gustan las historias refinadas llenas de sensibilidad tienes que leer este libro que enamora. Me parece un estupendo exponente de lo que es capaz de ofrecer la literatura oriental a diferencia de la nuestra, más orientada a la acción.

Tsukiko tiene 38 años y lleva una vida solitaria. Considera que no está dotada para el amor. Hasta que un día encuentra en una taberna a su viejo maestro de japonés. Entre ambos se establece un pacto tácito para compartir la soledad. Escogen la misma comida, buscan la compañía del otro y les cuesta separarse, aunque a veces intenten escapar el uno del otro: el maestro, en el recuerdo de la mujer que un día lo abandonó; Tsukiko, en un antiguo compañero de clase. Con una prosa sensual y despojada, Kawakami nos cuenta una historia de amor muy especial: el acercamiento sutil de dos amantes, con toda su íntima belleza, ternura y profundidad. Todo un descubrimiento literario. 

EL CIELO ES AZUL LA TIERRA BLANCA | HIROMI KAWAKAMI | Casa del Libro

 6 De Banana Yoshimoto ya os hablé hace tiempo. En esta lista quería traeros su obra El Lago. Es una novela centrada en la muerte de un ser querido, en cómo eso nos cambia la vida, cómo nos deja cicatrices... Esta autora escribe bastante sobretodo esto con frecuencia. En la historia se plantea un extraño baile entre la defunción y el amor que puede ser interesante leer si te gusta esta autora.

 

7 Yukio Mishima es un autor que ha de ser leído sí o sí. Si investigas en su biografía te das cuenta de que era un hombre atormentado (murió a los 45 años después de suicidarse mediante seppuku). Escribió novela, ensayo y teatro kabuki. Creo que nada de poesía. Yo ahora estoy con el rumor del oleaje.

El rumor del oleaje: Yukio Mishima 

8 Con las novelas podemos aprender muchas cosas y viajar a lugares que nunca podremos conocer. Algunos de esos lugares están en este planeta y otros son lugares imaginarios del espacio exterior como el asteroide B 612 de El Principito. En esta caso la maravillosa Sayaka Kurasa nos regala una novela muy sensible, delicada y al mismo tiempo bella, que nos hace reflexionar y aprender sobre lo mucho que se les exige a las mujeres en el Japón actual. Aquí os dejo la sinopsis de la editorial.

Keiko Furukura tiene 36 años y está soltera. De hecho, nunca ha tenido pareja. Desde que abandonó a su tradicional familia para mudarse a Tokio, trabaja a tiempo parcial como dependienta de una konbini, un supermercado japonés abierto las 24 horas del día. Siempre ha sentido que no encajaba en la sociedad, pero en la tienda ha encontrado un mundo predecible, gobernado por un manual que dicta a los trabajadores cómo actuar y qué decir. Ha conseguido lograr esa normalidad que la sociedad le reclama: todos quieren ver a Keiko formar un hogar, seguir un camino convencional que la convierta, a sus ojos, en una adulta. Con esta visión hilarante de las expectativas de la sociedad hacia las mujeres solteras, Sayaka Murata se ha consagrado como la nueva voz de la literatura japonesa. 

 La Dependienta - Murata Sayaka (Libro > Narrativa extranjera) 

9 Kenzaburo Oé ganó el premio Nobel de Literatura en 1994. Ya reseñé por aquí hace algún tiempo Una Cuestión Personal . Para recomendar algo diferente del autor podríamos recomendar La Presa. Es un relato sobre un piloto de avión de guerra caído en el Pacífico y rescatado por los un pueblo de Japón. Este ser les parece de otro planeta por su piel negra y que lo acaba transformando en un animal de zoo al que incluso los niños maltratan. En la obra encontramos esa intención concienciadora del racismo y la xenofobia por desconocimiento, de repudiar lo diferente. No es un libro agradable, como me parece que me parecre que son el resto de obras del autor.

La presa - Oé, Kenzaburo - 978-84-339-0667-0 - Editorial Anagrama 

10 Bueno, si alguien me conoce sabe que el último puesto es para el gran Yasunari Kawabata. Coge lo que quieres de este autor, creo que el único que no me gustó fue La pandilla de Asakusa. Sus obras están repletas de personajes atormentados por el pasado y errores cometidos que han dejado vacíos imposibles de llenar, con dudas, penas y mucho dolor a sus espaldas. No suelen ser libros buenos para alguien que esté pasando por un momento triste en su vida. Sin embargo todos ellos irradian sensibilidad y una luz de esperanza. Hasta las portadas de sus libros son maravillosas, con todas esas ilustraciones tan evocadoras.

LO BELLO Y LO TRISTE - KAWABATA YASUNARI - Sinopsis del libro, reseñas,  criticas, opiniones - Quelibroleo

"La literatura no hace sino registrar los encuentros con la belleza". Yasunari Kawabata.

12 de junio de 2021

Fighting Chess Index ¿Qué es? ¿Dónde se puede consultar?

Mi amigo Xabi Barrutia me ha pasado un enlace sobre un índice que quizás os interese. Se trata del Índice de Ajedrez de Combate (FCI en inglés), es una medida compuesta y ponderada de la combatividad de los mejores ajedrecistas. Combina datos sobre la frecuencia, la duración y el color de las partidas empatadas entre 2015 y 2020 para proporcionar una única puntuación para cada individuo que puede utilizarse para comparar el grado de "ajedrez combativo" entre los jugadores. El artículo que os enlazo a continuación presenta el FCI y la metodología básica, ofrece clasificaciones actuales, preguntas frecuentes y una nota técnica con detalles para su replicación.

El FCI es una puntuación sobre 100, donde una puntuación más alta significa que el jugador es más "luchador". El autor utilizó los datos de la base de datos Caissabase, disponible de forma gratuita (versión de noviembre de 2020), e incluyo todas las partidas de 2015 a 2020 de los jugadores que habían jugado al menos 100 partidas y tenían una puntuación media de al menos 2400 en este periodo. Por lo tanto, la tabla "Top 50" que aparece a en el artículo se refiere a los jugadores activos con la puntuación media más alta, según esta base de datos, de sus partidas de 2015-2020.

Who Would Win A Real PRO Chess League Fight? - Chess.com

23 de mayo de 2021

Nuevo texto y artículo dedicado a Jose Manuel García Sánchez en el periódico de Santutxu

Hace algún tiempo escribí una entrada dedicada a José Manuel García que tuvo un gran número de visitas. Un mes después, en la sexta página del número 82 del periódico de Santutxu correspondiente a Marzo de 2021, el hijo de Jose Manuel le dedicó un artículo que podéis leer pinchando aquí. Quería daros las gracias por el apoyo que tuvo el anterior texto. Tenemos que agradecer también a Santutxu y + que le hiciera un hueco a la figura de José Manuel, sin duda se lo merece. Por último un saludo para David, quien me ayudó a cambiar algunas cosas del texto que os muestro a continuación.

Gotas de agua

Te confieso que tengo un poco de miedo, en realidad mucho, estoy aterrado. Sin embargo todas las primeras veces generan ansiedad, así que saco las llaves de mi bolsillo y cruzo el umbral de la puerta con la vieja bisagra rechinando a mi paso. Estoy solo, noto un gélido frío que me hiela los huesos. La estancia es amplia y desordenada. Siempre me agobió la zona de los ciclistas y los montañeros, con todos esos bártulos y bombonas apiladas. La claraboya emite un ruido al recibir una gota del cielo donde estás.

Es de día y no enciendo las luces, prefiero estar con menos estímulos disfrutando en soledad de tu recuerdo. Doy unos pasos y veo enmarcado el retrato de Veselin Topalov, en realidad es la reproducción ampliada de uno de tus sellos firmada por él. Tú mismo te encargaste de prepararlo y que te lo firmara, no sin antes regalarle otro a él. ¿Qué hubieras hecho si hubieras tenido la ocasión de conocer a tu  ídolo homónimo José Raúl Capablanca? Respiro profundo para conectarme conmigo mismo y me doy cuenta de que el local necesita ventilación. Sin embargo no abro las ventanas, no quiero oír el ruido de los automóviles o los peatones como en tantas partidas que hemos librado aquí.

Observo las vitrinas de nuestro armario repletas de títulos, algunos de ellos tienen tanto polvo como años. Sonrío amargamente, en tu idilio con este club nunca hubo un receso en cuanto a triunfos ni espacio para el minimalismo. Abro sus puertas y me reciben las copas oxidadas obtenidas mucho antes de que naciera, me pregunto qué historia hay detrás de cada una de ellas. ¿Quiénes participaron en ese torneo por equipos? ¿A qué maestro derrotasteis para conseguirlas? Algunas de ellas muestran logotipos y nombres de empresas o bares que hace décadas que dejaron de funcionar, envolviendo de incertidumbre a sus trabajadores. El inexorable óxido cubre ya a muchas de ellas, como huella del paso del tiempo. Son fósiles de toda esta historia.

Siento que no estés aquí para hablar conmigo, sí, ya sé que las penas son nuestras mejores maestras, ¿pero qué puedo aprender de esto? Dejo ya las copas antiguas y me voy a las modernas. Sobre el armario, camuflada en aquella colmena de trofeos, está la que busco. Qué alegría haber sido parte de aquel triunfo, de demostrar que a veces David puede vencer a Goliat. Creo amigo mío que la lección es que por duro que te golpee la vida, siempre has de seguir hacia delante con ilusión. Ya he acabado con ésta cuando veo vuestra fotografía de 1965 con la copa en la localidad jarrillera. Abro de nuevo la puerta de la vitrina, mientras las gotas de agua siguen rompiendo con la precisión de un metrónomo la claraboya. Ocupa un lugar preferente en uno de los estantes, es la primera y la más grande de cuantas tenemos. La asgo con dificultad y la contemplo brevemente antes de devolverla a la alacena. Supongo que la competición debió ser muy dura para entregaros como premio una copa de semejante peso.

Poco a poco estoy más sereno, he encontrado algo de paz entre tanto caos interior. Paso ahora a las estanterías de los libros, podemos decir con orgullo que tenemos la mejor biblioteca de cuantas he visto como nómada de los trebejos. Primero acudo a los viejos, la colección de Fundamentos con muchos volúmenes donados por ti, Escaques, Bruguera...Tratados del bueno de Pachman, recopilación de partidas de Alekhine, obras del Dr. Euwe de ediciones limitadas Catalán... De aquí podríamos sacar material suficiente como para hacer una tesis doctoral de añeja literatura ajedrecística. Muchos de estos libros están tan ajados... Entonces capto la presencia de uno que recopila las partidas de Bobby Fischer y me roba una sonrisa. Es el primero que extraje de la biblioteca en mi adolescencia, el que me indujo a perder siempre con la Siciliana Najdorf. Aún está forrado, me pregunto si fuiste tú quien lo protegió de mi avidez lectora. La nostalgia me empieza a carcomer el corazón, ¿acaso cualquier tiempo pasado fue mejor?

Es hora de visitar las estanterías de libros nuevos. Es allí donde, entre tanta nueva adquisición, encuentro uno de los libros donados y autografiados por ti. ¿En cuántas planillas habrás firmado, amigo? ¿Cuántos ajedrecistas habrán disfrutado de tu presencia? ¿Le habrá jugado alguien más a Anand el Gambito Elefante en una simultánea? Sonrío travieso mientras recorro las páginas amarillentas y las huelo evocando un pasado feliz, como un recuerdo grato de una infancia o un reencuentro con tu primer amor. Vaya, no pensé que un mero libro podría hacerme sentir así. El duelo nos hace vivir siempre nuestras experiencias con una mayor intensidad.

Las lágrimas fluyen como corriente por mis mejillas, sin darme cuenta. Pongo una presa al río apretando los ojos. Sin duda era mejor entrar aquí solo, con el silencio propio de nuestro deporte y la única compañía de mis sentimientos. La melancolía, la añoranza y la nostagia se viven mejor así.

Accedo al interior del arcón, repleto de tableros y cajas de madera, y me hago con lo que necesito. Abro la caja y coloco los trebejos sobre el tablero, sólo entonces saco mi vieja planilla arrugada del bolsillo. Reproduzco nuestra partida con dificultad, el paso del tiempo ha convertido el calco en un código indescifrable, y es que ya ha pasado demasiado tiempo desde que se disputara aquel torneo. No obstante, consigo recrear la magia detrás de la combinación táctica con la que me derrotaste. Viéndola con perspectiva me siento algo tonto, después de un fracaso los planes mejor elaborados parecen absurdos. En cualquier caso, gracias a tus enseñanzas como compañero de equipo en la liga de clubs, ninguno de nosotros se sintió fracasado porque conseguimos convertir cada derrota en enseñanza. Una de esas lecciones que no sólo son aplicables al ajedrez, sino a la vida.

Devuelvo el material al arcón y dejo caer un poco la tapa, emitiendo un ruido sordo que rompe el silencio. Me acerco entonces al tablón de anuncios, huérfano de trípticos que nos informen de los futuros torneos. La marea pandémica arrastra todo cuanto encuentra a su paso. Aún recuerdo a mi yo adolescente entusiasmado con la posibilidad de recabar allí información sobre los próximos torneos, en los que si acudía siempre terminaba por encontrarte.

Este local, que no sólo ha vivido historias relacionadas con los 64 escaques sino también historias personales de amistad y compañerismo, se queda huérfano de ti. No estamos preparados para acudir un viernes más aquí y no oír tu voz ofreciéndote a jugar una partida con un socio, un niño recién llegado o algún visitante ocasional. Ya no siento miedo, pero sí el dolor desgarrador en el pecho que me produce saber que nuestros caminos se separan y no volveré a verte. Los buenos recuerdos, sin embargo, persistirán.

Abro la pesada puerta y trato de cerrarla de un portazo rabioso pero me es imposible, la parte inferior roza con el suelo y me detiene el brazo, que no el llanto. Superado el obstáculo la cierro tranquilo. Comienzo a bajar las escaleras que dan al portal y salgo a un barrio atestado de gente. Tapado mi rostro con la mascarilla soy capaz de envolverme en la capa de la soledad, lo único que oigo son las gotas golpeando de nuevo, con la precisión del metrónomo, en mi cabeza.

7 de abril de 2021

La triste historia del MI Raymond Weinstein

"La fantasía nunca arrastra a la locura; lo que arrastra a la locura es precisamente la razón. Los poetas no se vuelven locos, pero sí los jugadores de ajedrez." Gilbert K. Chesterton.

 El MI Raymond Wenstein nació en Brooklyn y era considerado uno de los mayores talentos del ajedrez estadounidense. Si hablamos de su vida es importante y curioso apuntar que este ajedrecista acudió al Erasmus Hall High School. Éste era el instituto de Bobby Fischer, aunque Raymond iba dos cursos por delante al sacarle dos años de edad.

 A lo largo de su carrera ajedrecística cosechó numerosos exitos: campeón junior de Estados Unidos en 1958, primer tablero del equipo universitario de Brooklyn college que ganó el título nacional o uno de sus mayores éxitos, su victoria en el campeonato del mundo de estudiantes por equipos con la selección estadounidense. En su septima edición, disputada en Leningrado en 1960, los estadounidenses consiguieron una de las pocas victorias en el periodo posterior a la segunda guerra mundial ante un equipo de la Unión Soviética. El conjunto estaba compuesto por Lombardy (primer tablero), Charles Kalme (segundo tablero), Raymond Weinstein (tercer tablero) y Anthony Saidy (cuarto tablero). Weinstein empató por la medalla de oro individual en el tercer puesto. Me llama la atención de que Charles Kalme ocupara el segundo puesto en vez de nuestro protagonista, pero lo cierto es que también se salió con la obtención de una medalla de oro.  En 1960 Raymond fue incluido en el equipo estadounidense que obtuvo la medalla de plata en la Olimpiada de ajedrez de Leipzig, le acompañaban Fischer, Lombardy, Byrne, Bisguier y Rossolimo.

Jugó el campeonato de Estados Unidos en 1961 donde cosechó su mayor éxito individual alcanzando el tercer puesto, sólo por detrás de Fischer y Lombardy. Este resultado tan notable le otorgó de manera automática el título de Maestro Internacional. La consecución del tercer puesto llevaba de la mano la clasificación del interzonal de Estocolmo en 1962, sin embargo ni él ni Lombardy lo jugaron. Finalmente fueron Benko y Bisguier. 

Curiosamente Benko logró pasar del Interzonal al Candidatos, la historia es curiosa. En el Interzonal de Estocolmo  hubo un triple empate en el 6° puesto, se realizó un desempate con el sistema todos contra todos a dos rondas. Stein ganó el desempate, pero fue excluido debido a una regla ordenada en el Congreso de la FIDE de 1959 que limitaba el número de jugadores de un país a 3 competidores. Ya que Petrosian, Geller y Korchnoi clasificaron mejor que él, Stein fue excluido y el último puesto para el Torneo de Candidatos fue para Benko. 

Volviendo a Raymond, en 1963 se graduó en Psicología y viajó a Amsterdam a cursar estudios de posgrado. Sin embargo, parece que para este momento estaba desarrollando o ya había desarrollado problemas de salud mental muy graves. Tanto es así que parece ser que tuvo un altercado físico con el MI y profesor de psicología neerlandés Johan Barendregt. Después del altercado fue deportado e ingresado en Estados Unidos, allí cometió el asesinato de su compañero de habitación de 83 años empleando una navaja. Había tenido una discusión.

En su autobiografía "My life, games and compositions" Benko comenta que la mayor parte del tiempo era un hombre muy bueno. Lo define como educado y callado, pero que en ocasiones hacía cosas extrañas. Narra como en una ocasión Edmondson le dijo que algo iba mal en una habitación de hotel. 

-Algo va mal con este Weinstein.

-¿Qué?

- Estuvo aquí antes que tú. Cuando entró dejó la puerta abierta. Le pedí que la cerrara pero se negó y dijo: "No puedo. Tengo que ver si alguien me está persiguiendo".

Tartajubow On Chess II: Raymond Weinstein

2 de abril de 2021

El bocho se ve rojiblanco desde el monte Arnotegi

  

Estoy aquí, sentado bajo un árbol del monte Arnotegi, contemplando esta ciudad rojiblanca y sus alrededores. Banderas futboleras engalanan una colmena de ladrillos y cemento. A pesar de la distancia puedo vislumbrar la decoración en todas las balconadas, tejados e incluso escaparates. En realidad no tengo una vista tan buena que me alcance a ver los comercios, pero los prismáticos y mi imaginación ayudan.

Dejo los catalejos sobre la hierba distraido por el ruido que mete la gente aquí. ¿Por qué tengo que oír los ensordecedores gritos de la gente en plena naturaleza? Se supone que este es un lugar tranquilo, donde los únicos sonidos a escuchar son el murmullo del viento y el canto de los pájaros. A estas alturas tenía que haber aprendido que venir al monte en un día festivo no garantiza la tranquilidad. En cualquier caso me da igual, tengo preparados unos tapones para los oídos que al menos atenuarán los berridos.

Me los coloco y empiezo a comer una ensalada con mi bolsa de patatas Los Leones. La ciudad da una sensación de falsa tranquilidad. Es la calma que precede a la tempestad, ya que sé a ciencia cierta que todo el mundo está nervioso. Si el fútbol ya juega un papel importante en nuestra sociedad en circustancias normales... Esta final va más allá de lo importante, la población aquí la vivirá con una devoción y un fervor cuasi religioso que me da hasta miedo. A un día de escucharse el pitido inicial ya lo estoy sintiendo. De hecho el partido no se vivirá, sino que se revivirá una y otra vez durante décadas. Gane la Real o gane el Athletic los comentarios, las burlas y las bromas caerán como una losa sobre los seguidores del bando perdedor, al menos hasta que se repita una final con los mismos contendientes. Así que los chistes puede ser vitalicios, al fin y al cabo no está previsto que un partido entre donostiarras y bilbaínos por un título se repita en un periodo razonable de tiempo.

Los Leones Patatas fritas del Athletic Club de Bilbao ...

Dice el camarero de una cafetería donde suelo tomar café, quien llegó a ser semiprofesional en segunda división B, que quiere que gane el Athletic. Sin embargo comenta que si pierde no se va a llevar un disgusto, a diferencia de la parroquia rojiblanca que frecuenta su establecimiento. Yo quiero que gane porque es el club de mi ciudad, porque no he visto la gabarra en mis casi treinta y dos años y por los seguidores del Athletic que amo o aprecio. En definitiva, por la buena gente de la ciudad que vislumbro desde las faldas del monte, no por el club como entidad y mucho menos por los jugadores.

GAZA- Mujeres buscan conquistar nuevos espacios con un ...

El himno de nuestro conjunto rojiblanco viene a decir que como el equipo surgió del pueblo, el pueblo le ama. Sé que esta frase hace referencia a la singular filosofia del club, pero el canto encierra también una visión romántica que no llego a creerme del todo. Desde hace algún tiempo en todo lo relacionado con el deporte profesional soy muy escéptico. Lo que quiero expresar es que los jugadores están por el vil metal y no les culpo porque están en su derecho. Lo que me sienta mal es que muchos, que no todos, estén endiosados y ajenos a la realidad del pueblo que se cita en el himno. Sin entrar en demasiados detalles, algunos de ellos no me parecen un modelo de buena conducta. En realidad no es algo propio del Athetic sino del fútbol en general. La hinchada y los derechos de televisión les alzaron al Olimpo hace tiempo, sobre todo el pago por visión. Esto se ha manifestado más aún en tiempos de pandemia, con el negocio en marcha a pesar de que los estadios de primera están cerrados. La venta de entradas a los socios y aficionados han demostrado ser menos importantes en cuanto a generar dinero. Otra cuestión es el ambiente, sin gente que anime el fútbol pierde toda la pasión y la gracia, se convierte en un monstruo sin alma.

Paso a deleitarme con las fresas y me pregunto para cuánta gente de Bilbao las finales serán lo más importante este año, me temo que para mucha. El fútbol tiene esa capacidad tan singular de distraernos y no centrar nuestra atención en lo realmente importante. En cualquier caso, en tiempos tan duros de pandemia no focalizar nuestros pensamientos en el dichoso virus y evadirnos nos vendrá bien. Con un poco de suerte igual el equipo de nuestro bocho se alza con la victoria y alegra al personal. La que se puede armar si se obtiene un título es grande, pero no quiero ni pensar en lo que sería que se ganaran ambas finales. Está difícil, en especial la final contra el Barcelona. Creo que la mayoría se conforma con ganar una y si es la de la Real mucho mejor.

Lo que tenemos que hacer en caso de ganar es evitar las aglomeraciones que se vieron ayer en la despedida del equipo; ser, como en tantas otras ocasiones a lo largo de la dilatada historia del Athletic, un ejemplo de hinchada. Sin embargo soy realista y sé que una hipotética victoria después de más de treinta años va a arrastar una marea humana incontenible. Desde este blog que ningún aficionado al Athletic leerá, hago una llamamiento a la prudencia. Yo aprovecharé para subir a algún monte y divisaré todo desde alguna colina con sombra.

En cualquier caso, pase lo que pase, nuestras vidas seguirán tan alegres, tristes, miserables o rancias como siempre. Os dejo para ponerme a leer algunas poesías de Idea Vilariño, no confudir con su contemporánea Ida Vitale, si los domingueros que me rodean me respetan un poco. Aupa Athletic!

Idea Vilariño.jpg

31 de enero de 2021

Querido Jose Manuel

 Querido Jose Manuel,

Es tan duro escribir esto que no sé ni por dónde he de empezar. Supongo por tanto que lo mejor será comenzar por el principio, como en toda historia.

Yo ya conocía la sede de Zuri-Baltza por algunas concentraciones de la Academia Técnica de Ajedrez. A finales de los noventa, principios de los dos mil, aquel lugar irradiaba solera. Podías respirar la gloria añeja de los encuentros pasados contra la Peña Rey Ardid en los desgastados tableros de madera y el primitivo mural con piezas adheridas mediante velcros. Sin embargo, no fue hasta que ingresé con 12 años al club cuando conocí el capital humano que ofrecía aquel vetusto y frío local.

 

Allí estabas tú, con tu sonrisa perenne, siempre dispuesto a jugar y a trasladar tu pasión por el ajedrez a todos los jóvenes que ingresábamos por la puerta. Lo cierto es que tu ilusión sobrepasaba a la de todos aquellos chavales, pues la juventud se lleva en el corazón. La mayoría de aquellos imberbes proyectos de ajedrecistas se fueron tan rápido como llegaron, pero tú siempre permaneciste allí. Conociste y acompañaste a muchas generaciones de talentos, algunos se conviertieron en maestros y cambiaron de club, otros abandonaron el ajedrez por los estudios o sus primeras novias, pero todos guardaron un bonito recuerdo de ti. Y es que nunca te importó acercarlos a cualquier lugar donde se celebrara un torneo o asesorarlos sin pedir nada cambio. 

Thor Odinson 64: junio 2013

Recuerdo que poco después de acudir por primera vez a Zuri-Baltza te acercaste a ver mis partidas en un campeonato escolar, por el mero hecho de apoyarme y verte rodeado de un montón de críos que apenas sabíamos mover las piezas. Le diste a mi aita tu preciso informe sobre mis partidas y saludaste a tus amigos de la organización.

Daba igual que en aquel torneo infantil no hubiera nivel, los tableros y las piezas siempre suponían para ti un imán irresistible. Viajaste así por todo Euskadi, de torneo de la amistad en torneo de la amistad, disfrutando de tus amigos y su compañia. Tampoco te perdías nunca tu cita anual con Benidorm, donde solías compartir momentos con tu inseparable Alberto.

Te recuerdo siempre pegado a tu pequeña cámara digital, captando momentos especiales dentro y fuera de los tableros. Luego siempre había momentos para regalarnos tu instantáneas en papel, algunas de las cuales no sólo forman parte de la historia del club sino de nuestras vidas.

Daba igual que ya tuvieras una fotografía con Anand o con Topalov, toda presentación de torneo o fin de partida era buena para pedir una instántanea a tus ídolos. Te encantaba poder hablar con ellos y siempre te mostrabas muy agradecido por poder compartir un momento con ellos. Estar entre maestros tan fuertes te hacía sentir como un niño grande.

Por supuesto que no todo era viajar y jugar, a tu rol como socio fundador de Zuri-Baltza y dinamizador del club le siguió el de presidente. Trabajaste durante años por mejorar el club, incluso cuando ya eras muy mayor. Fue entonces cuando entré yo para coger tu testigo de 2015 a 2019. No fue fácil seguir tu estela, pero creo que logramos modernizar mucho el club y que quedaste muy satisfecho con los cambios que realizamos.

En esos años me percaté realmente de todo cuanto habías hecho por el club, de como con frecuencia cargabas sobre tus hombros con todo el peso de la organización de un torneo. Ejemplo de esto son los campeonatos cadetes y juveniles de Bizkaia que durante infinidad de años se llevaron a cabo en Zuri-Baltza gracias a tu desinteresada labor. Recuerdo cómo a una avanzada edad te encargabas de colocar tableros y piezas, poner a puntos los relojes y  preparar las planillas. El ajedrez era como un hijo para ti, estabas dispuesto a darle todo cuanto fuera necesario sin pedir nada a cambio.

A tus 76 años de edad, con esa fuerza de voluntad que te caracterizaba, abordaste la tarea de organizar los actos el 50º aniversario del club, a destacar la realización de una tirada especial de camisetas y un torneo social aniversario con una posterior celebración que jamás olvidaré. Guardo también cada una de las planillas de ese torneo y un sinfín de recuerdos asociados que me llevaré a la tumba.

Si hablamos de tus labores organizativas desinteresadas es imprescindible señalar todas las exposiciones filatélicas que llevaste a cabo en los Campeonatos de Euskadi, Bizkaia Chess and Gazte, etc. Tu colección de sellos de ajedrez, que con tanto cariño fue creciendo a lo largo de los años, es una de las más importantes del mundo. Disfrutabas ampliándola poco a poco, intercambiando correspondencia con coleccionistas de todo el mundo que te hacían llegar sellos.  Espero que tu familia encuentre la manera de que el trabajo de recopilación de toda una vida tenga continuidad. Este esfuerzo debe dejar un legado.

Tampoco debe ser despreciada tu colección de libros de ajedrez, que por su amplitud tuviste que trasladar a un amplio trastero dedicado en exclusiva al almacén de revistas, libros y todo tipo de material impreso.

Ahora bien, ¿qué decir de tu fuerza ajedrecista? Fuiste un fuerte Preferente, con un característica inclinación por la táctica. Los ritmos rápidos y tu estilo te pasaron factura en la última etapa de tu vida. En cualquier caso, a la avanzada edad de 75 años e invitado en la inauguración de manera improvisada, fuiste capaz de competir dignamente en el Campeonato de Euskadi absoluto de 2014. Me alegra haber podido vivir contigo con tanta ilusión nuestra victoria sobre Sestao en la final de Copa de 2013, fue todo un hito para un club de amigos el derrotar al todopoderoso equipo de la margen izquierda.

 

Esta maldita pandemia nos ha robado la salud, la posibilidad de abrazar y besar a nuestros seres queridos, la ilusión... Nos ha agravado o nos ha creado también problemas psicológicos como la ansiedad o la depresión. Todo el mundo está sufriendo mucho por la incertidumbre laboral, económica, el miedo a enfermar y muchas otros problemas. Es más difícil que nunca ver el futuro con optimismo y pensar que podemos salir de ésta. Sin embargo personas como tú, con la sonrisa permanente en la boca haciendo lo que les apasiona, son las que nos empujarán a salir de ésta.

Sólo muere lo que se olvida. Descansa en paz amigo, ten por seguro que tus amigos de Zuri-Baltza jamás te olvidarán.


Puedes llorar porque se ha ido, o puedes

sonreir porque ha vivido.

Puedes cerrar los ojos

y rezar para que vuelva

o puedes abrirlos y ver todo lo que ha 

dejado;

tu corazón puede estar vacío

porque no lo puedes ver,

o puede estar lleno del amor 

que compartiste.

Puedes llorar, cerrar tu mente, sentir el 

vacío y dar la espalda,

o puedes hacer lo que a él le gustaría:

Sonreír, abrir los ojos, amar y seguir.


8 de noviembre de 2019

Décimo aniversario del blog

Hace una década nació este blog, un 8 de Noviembre, un día cualquiera. Esta entrada es para agradeceros vuestras muestras de cariño en estos meses en el que el sitio se ha mantenido en barbecho.
¿Resurgirá el blog de sus cenizas?

b

1 de enero de 2019

Repaso a los Objetivos de 2018 y futuro del blog

Hola a todos,

Espero que hayáis tenido una buena entrada de año y que 2019 sea estupendo para todos vosotros. Yo he aprovechado la tarde para ver cuántos libros he leído y reseñado en 2018, objetivo que me propuse a principios del año pasado.

Repasando he contabilizado 22 lecturas gafapáticas. Algunas cosillas más he leido además de lo publicado por aquí, aunque añadiéndolas a la lista me parece que son menos de 30 obras. Así que no he alcanzado la meta, pero al menos he sobrepasado dos tercios de la empresa.

Resultado de imagen de pila de libros

Bueno, ¿y ahora qué? Pues después de estar un tiempo pensando al respecto me parece que el blog va a entrar en barbecho. ¿Para siempre? Pues no lo sé, el tiempo nos lo dirá.

Lo cierto es que este año se cumplirá el décimo aniversario del blog, que se dice pronto, y como es lógico la ilusión por escribir, compartir contenido y explorar todo lo relacionado con este mundillo se va perdiendo. Así que vamos a hacer un alto en el camino y veremos a ver si continuamos o no.

Gracias por estar ahí y leerme. Feliz año nuevo.

30 de diciembre de 2018

Mis lecturas gafapásticas: Cómo conocí a vuestra Marvel

Hace unos días os hablaba del canal Strip Marvel, especializado en el universo cinematográfico de la editorial de cómics estadounidense. Como sabéis el Youtuber encargado de subir videos a ese medio es Dani Lagi, que aprovechando el tirón ha publicado un libro con Panini Cómics, editorial responsable de publicar por estos lares todo lo que tiene que ver con la Casa de las ideas.



El libro está escrito con mucha pasión por parte del autor, de una manera muy parecida a como se expresa en sus videos. En el mismo se van desgranando cada una de las películas en capítulos independientes. Desde la fase 1, que nació con la película de Iron Man, hasta la actualidad.

Se nota que hay una gran investigación por detrás, ya que se citan muchos nombres de los profesionales encargados de las películas, así como muchas anécdotas de los rodajes. Si te interesa el tema está bien, a mí me lo regalaron y lo he leído rápido.

Como curiosidad decir que el autor estuvo firmando el pasado 17 de Diciembre en la céntrica sala BBK de Bilbao.

28 de diciembre de 2018

Mis lecturas gafapásticas: La década que nos dejó sin aliento

Los que visitáis el blog con cierta frecuencia ya sabéis que me gustan mucho los ensayos de Juan Eslava Galán. La década que nos dejó sin aliento es una entrega de la serie que el escritor jienense dedica a la historia de España en el siglo XX.


Aquí explica con su característico estilo riguroso pero ameno, y por momentos irónico, los años que transcurren desde 1973 a 1982. Comienza con el asesinato de Carrero Blanco y termina con Felipe González ganando las elecciones generales.

Lo que más me ha gustado es que todos los acontecimientos transcurren de manera paralela a la vida de algunos personajes de ficción creados por el autor. A través de sus ojos vemos la multitud de cambios de aquella época convulsa.

Todos los capítulos aportan algo pero el dedicado al 23F me parece una auténtica pasada, por los testimonios aportados y porque los hechos están explicados de una manera ordenada y rigurosa. En realidad la trama del golpe no está limitada a un único apartado, sino que en capítulos anteriores el lector ya puede ponerse en situación.

Si te interesa la Transición o la Transacción, como la denomina el autor, tienes que hacerte con este libro. Es uno de esos ensayos que te enseña a entender algunos asuntos de la actualidad y a desarrollar tu propio criterio e ideas.

27 de diciembre de 2018

Mis lecturas gafapásticas: La lotería

No he leído el relato La Lotería de Shirley Jackson, sino la novela gráfica que adapta el mismo. Es un cómic muy bonito cuyo autor es Miles Hyman, nieto de la autora y reconocido por realizar múltiples versiones de clásicos literarios.

En cuanto al ritmo de la obra me parece que está bien, manteniendo la tensión hasta el final. Sólo entonces se revela en qué consiste la tradicional Lotería anual, que se celebra tanto en la pequeña aldea donde transcurre el relato como en otros lugares. Lo malo es que no puedo comparar esto con el texto original, que no he leído.

Supongo que aquí se plantean los mismos dilemas del original: la conformidad, la tradición y el ritual en un pueblo en apariencia de ensueño. No suelo desvelar nada de la trama de lo que leo y aquí aún menos. Os invito a leer esta novela gráfica y a descubrir el final por vosotros mismos.

13 de diciembre de 2018

Strip Marvel: canal del UCM

Strip Marvel es un canal que habla sobre el universo cinematográfico Marvel, como sé que a varios de mis lectores les gustan los superhéroes os lo dejo por aquí.

En este medio el Youtuber Dani Lagi habla de películas, trailers, críticas, material promocional, presentaciones, etc.


12 de diciembre de 2018

Karpov en Barakaldo

El próximo domingo nos visita Karpov así que voy a intentar pasarme por el BEC para ver qué cuenta el ex campeon mundial de ajedrez. Podéis ver el programa del evento Bizkaia Chess and Gazte, al que acudirá Tolia, aquí. Esperemos que pueda cumplir con un encargo que me han encomendado y consiga estampar su firma en un tablero.


10 de diciembre de 2018

Ganó, pero no convenció

Hace ya algo de tiempo desde el final del campeonato del mundo y la verdad es que no he tenido muchas ganas de escribir hasta ahora, sin embargo es el evento por excelencia del mundo del ajedrez y sentía que debía dedicarle algunas líneas al enfrentamiento. 

Después de lo acontecido en Londres podemos decir que Carlsen sigue siendo el mejor jugador del mundo, pero por poco. Su superioridad a ritmo clásico no se demostró en esta ocasión ante Caruana y tampoco hace un par de años ante Karjakin. El ajedrez de todo la vida, el pausado y clásico, ya no resulta decisivo entre la élite. Parece como si los grandes maestros mejor situados en el escalafón mundial tuvieran armas para que las partidas transcurrieran por un cauce tan igualado que no se marquen diferencias. Ya hace unos años Leinier Dominguez me dijo que la Berlinesa practicamente refutaba 1.e4. Aquello me impactó mucho, pero es que ahora se ha demostrado que no es la única arma contra la apertura de peón de rey. La Petrov de Caruana se ha mostrado también muy válida durante el encuentro.


Me ha dado un poco de pena que Fabiano perdiera de manera tan rotunda en los desempates, un 3-0 resulta un tanto cruel. De todas formas considero que todo el mundo coincide en que ha ido mejor preparado en aperturas que Magnus. Ha sido muy metódico y ha encontrado a un equipo excepcional que le ha apoyado mucho. Me gustaría ver otro encuentro entre ellos dentro de dos años, quizás sea el único que lo quiere pero pienso que es el candidato que puede poner en más apuros al noruego.

Pienso que en vez de ir directamente a  los desempates rápidos estaría bien que antes jugaran seis u ocho partidas al ritmo que jugamos aquí la liga; es decir, hora y media para cada uno con 30 segundos de incremento por jugada. Sería mucho más ágil, pero seguirían siendo lentas. Sé que a la mayoría de los aficionados les gustan las partidas semirrápidas y rápidas, pero un campeonato del mundo no debería resolverse de esta manera de forma habitual, y ya van dos ocasiones en las que el título se ha decidido así.

6 de noviembre de 2018

El viernes comienza el Caruana - Carlsen

El viernes empieza el enfrentamiento entre Carlsen y Caruana. Se prevé un duelo muy igualado, aunque la mayoría de la gente da como favorito al noruego por los últimos resultados entre ellos vamos a ver qué pasa. Fabiano ha hecho unos resultados estupendos este año y está echándole el aliento a Magnus en la clasificación Elo (le saca apenas 3 puntos).


Caruana en su primer día de clase.

En el juego no creo que ninguno arriesgue en exceso, especialmente en las primeras partidas, aunque nunca se sabe. Lo que está claro es que a medida que avance el encuentro el estadounidense tendrá que arriesgar un poco, porque en las partidas rápidas de desempate parece que sería inferior al campeón.

En cuanto a preparación teórica vamos a ver cómo llegan ambos pero Caruana es un trabajador nato y creo que en este apartado va a estar mejor preparado que el escandinavo. Algunos medios han llegado a especular con que haya podido tener acceso a los algoritmos de Alpha Zero.

Además va a contar con el empuje y la ilusión del candidato, algo que el equipo del número uno no debería subestimar. Todo el mundo habla de Carlsen como un genio, pero para mí Fabiano también lo es. Es cierto que no se ha mostrado tan regular a lo largo del tiempo, pero esta tendencia tan positiva con la que viene le va a empujar mucho, más aún si consigue entablar las primeras 4 partidas y asentarse en el campeonato.

Caruana en Sestao hace unos años.


De todas maneras no se debe subestimar a Carlsen, que sigue siendo el favorito y tiene mucha experiencia en estos encuentros, tanto con Anand como con Karjiakin, algo de lo que adolece Fabiano y que no se puede entrenar ni comprar. Nada es comparable a la presión que se siente al luchar por el campeonato mundial.

Me gustaría que ganara Fabiano, me cae mucho mejor que Carlsen y creo que en la comunidad ajedrecística se le ha subestimado y aún se le subestima mucho. Vamos a ver qué pasa.

El duelo de las dos "Car" comienza el viernes, anímate a participar en la encuesta que he abierto y coméntame quién ganará en tu opinión. Yo votaré por Caruana, aunque más con el corazón que con la cabeza.